Sábado, Junio 24, 2017
DINAMARCA VERDE

¿Cómo alimentar el crecimiento sostenible?

El hecho de que el crecimiento económico va indiscutiblemente ligado a un aumento en el consumo de energía, y por tanto un mayor volumen de emisiones de gases de efecto invernadero ha sido considerado como un dogma durante años. Aún hoy la tendencia general es considerar que la reducción de emisiones es negativa para el crecimiento económico.

El cambio climático constituye una seria amenaza a la prosperidad económica de muchos países. Los países en vías de desarrollo son los más vulnerables al cambio climático, pero todos experimentamos aspectos del cambio climático, y todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad en combatirlo. La mayoría de gobiernos han acordado hacerlo reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero, pero la cuestión central es: ¿Tendremos que sacrificar el crecimiento económico?

La experiencia danesa demuestra que es posible mantener el crecimiento económico y al mismo tiempo estabilizar el consumo energético y proteger el medio ambiente.

Desde 1980 la economía danesa ha crecido aproximadamente un 70%, mientras ha mantenido el mismo consumo energético, y desde 1990 hasta 2007 la economía danesa ha crecido casi un 50%, mientras las emisiones de gases de efecto invernadero se han reducido. Dinamarca se ha comprometido a que en 2012 las emisiones serán un 21% menores que en 1990. Al mismo tiempo, Dinamarca ha mantenido su posición como una de las economías más competitivas del mundo. En 2007,  según la Universidad de Columbia y Economist Intelligence Unit, Dinamarca era el mejor lugar del mundo para hacer negocios durante los siguientes 5 años. Dinamarca disfruta de un PIB per capita por encima de la media de la UE-15, manteniendo un nivel de paro inferior. La intensidad energética de Dinamarca es la más baja de la UE, de hecho la energía necesaria para producir una unidad de PIB en Dinamarca es 40% inferior a la media del resto de países.

El sector danés de la energía

Dinamarca es pionera en el desarrollo de recursos y tecnologías en el campo de las energías renovables. Sus políticas han ido encaminadas a desarrollar su posición de liderazgo tecnológico global en este campo. Hoy en día, las energías renovables, como la biomasa o la eólica, suponen más del 25% del consumo eléctrico y el 15% del consumo energético total. Por otra parte, una característica del sector energético de Dinamarca es el uso extensivo de plantas de cogeneración para producir energía eléctrica y calor. Mediante su política energética a largo plazo, Dinamarca ha conseguido que el 80% de las centrales térmicas que producen calor para alimentar las redes centralizadas de calefacción y agua caliente, produzcan también energía eléctrica.

Balneario La Hermida
Advertisement

PUBLICIDAD


Banner

Banner

Banner

Banner

Declaración de derechos

Importante: Esta web está construída a partir de información recopilada de nuestros clientes y contenidos encontrados en la web. El Periódico Empresarios no comparte necesariamente las opiniones aquí reflejadas.