Sábado, Junio 24, 2017
DINAMARCA VERDE

¿Es tu suministro de energía estable?

El consumo energético y la dependencia eléctrica de la comunidad internacional están aumentando en todo el mundo, y se basan fundamentalmente en el petróleo, que en gran parte proviene de regiones políticamente inestables. La electricidad no se puede almacenar y por tanto requiere de un consumo constante e ininterrumpido. Mantener la seguridad en el suministro energético, en todos los sentidos, es un reto fundamental para todos los gobiernos.

Actualmente Dinamarca es virtualmente autosuficiente en el suministro energético, debido a 1) sus modestas reservas de petróleo y gas natural en el Mar del Norte, 2) el incremento en la producción basada en energías renovables y 3) décadas de trabajo en aumentar la eficiencia energética, que han conseguido mantener el consumo energético constante durante los últimos 30 años, a pesar de que la economía del país ha seguido creciendo.

En la actualidad, Dinamarca sigue planificando su futuro energético, preparándose para el momento en el que las reservas del Mar del Norte empiecen a decrecer. Así, el un documento en el que plasma su ambiciosa política energética para asegurar el equilibrio entre seguridad de suministro, crecimiento económico y respeto al medio ambiente: “Estrategia energética en el horizonte 2025”. El documento analiza y presenta una serie de iniciativas para mejorar la seguridad de suministro, tanto desde el punto de vista del consumo como de la producción: 1) intensificación del esfuerzo en el ahorro energético para reducir el consumo energético, 2) aumento del uso de energías renovables para reducir la dependencia de los combustibles fósiles y 3) una mayor atención a las tecnologías más eficientes y combustibles alternativos en el sector del transporte, un área clave, en la que el consumo energético ha seguido creciendo. El objetivo final de todas ellas es asegurar la igualdad de acceso a todos los usuarios del sistema.

Cooperación nórdica

El sistema eléctrico nórdico es el que ha alcanzado un mayor nivel de integración en Europa, con un único mercado eléctrico para cuatro países: Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia. Islandia también participa en esta cooperación nórdica en el sector eléctrico, pero no está interconectado con el resto de países. La interconexión de los cuatro países los hace dependientes entre sí, lo que significa que la cooperación es fundamental para asegurar el suministro.

Las autoridades energéticas y los operadores del sistema en los cinco países nórdicos se reúnen regularmente para coordinar sus planes de contingencia y la gestión en casos de crisis, así como para cooperar en la mejora del sistema. Esta cooperación ha sido formalizada en la Carta de Intenciones firmada por las autoridades y operadores del sistema, y que fue revisada de forma significativa en 2007.

Balneario La Hermida
Advertisement

PUBLICIDAD


Banner

Banner

Banner

Banner

Declaración de derechos

Importante: Esta web está construída a partir de información recopilada de nuestros clientes y contenidos encontrados en la web. El Periódico Empresarios no comparte necesariamente las opiniones aquí reflejadas.